Los peligros de que se rompa la cadena de frío -Frigo Diz
Tlfn: (+34) 981 264 200 Carfrisa
Frigo Diz Empresa

Instalaciones frigoríficas · lunes, 17 de octubre de 2016

¿Qué ocurre si se rompe la cadena de frío?

Qué ocurre si se rompe la cadena de frío

¿En qué afecta a nuestra salud y a la de nuestros clientes que suframos una ruptura de la cadena de frío en nuestro establecimiento? ¿Cómo podemos detectar que esto ha pasado? 

La cadena de frío es un sistema de conservación que está formado por diferentes etapas que garantizan que, un producto congelado o refrigerado, no perderá ninguna de sus propiedades en el circuito de distribución llegando en perfectas condiciones al consumidor final. Cada alimento mantiene su cadena de frío a una temperatura determinada, lo que garantiza que ningún virus o microbio dañe el producto que estamos conservando. Por eso, cuando metemos un alimento en el congelador, debemos asegurarnos de que nada interrumpa este proceso. 

La cadena de frío debe mantenerse durante cuatro fases: producción, almacenamiento, transporte y venta. 

Al subir la temperatura del alimento congelado, el proceso de congelación se revierte (el alimento se descongela total o parcialmente). Cuando esto pasa, el alimento comienza a deteriorarse, aparecen bacterias y posibles virus. Si la cadena de frío se rompe en algún momento, ya no hay vuelta atrás. 

¿Qué puede romper la cadena de frío de los alimentos?


No solo el tiempo es algo que debemos tener en cuenta a la hora de mantener los alimentos, sino que es importante evitar las fluctuaciones de temperatura. El ciclo del frío es importante para evitar la pérdida de nutrientes en los alimentos. Para lograrlo es importante que mantengamos nuestros refrigeradores a una temperatura constante.

Una simple avería, un corte de luz... puede romper la cadena de frío de los alimentos. 

¿Cómo detectamos que se ha roto la cadena de frío?

Aunque no es fácil en productos congelados y casi imposible en productos refrigerados, sí que hay algunas pistas que nos pueden ayudar a distinguir un producto que ha perdido la cadena de frío de otro para así garantizar la salud y seguridad alimentaria de nuestros clientes:

  • El estado del envase: si la caja de un producto congelado está golpeada, sucia o demasiado blanda, nos puede hacer desconfiar. 
  • El tiempo de descongelación: un producto bien congelado, por debajo de los -18 ºC, es poco probable que se descongele por completo en 90 minutos. 
  • La formación de escarcha: un alimento bien congelado y cuya cadena de frío no se ha roto no tiene que tener escarcha ni sobre el propio alimento ni en el interior de la caja o de la bolsa (cuando sube la temperatura, el producto congelado pierde agua y, al congelarse de nuevo, esta agua se transforma en escarcha). También es habitual que se formen bloques apelmazados. 

75 años Frigo Diz Frigo Diz A Coruña Frigo Diz Aenor
Frigo Diz Aefyt Frigo Diz AGrela